miércoles, 25 de mayo de 2011

Señores digan NO

Un par de sugerencias para los señores de hoy en dìa:

Dígale no al quincho
Sr: ya sabemos que usted no quiere admitir que es pelado , pero haga el favor , no se ponga una peluca , porque queda feo y se nota. Sobre todo cuando está mal puesta y el flequillo le queda en la nuca.

Dígale no a la viaba
Sr, digame , ¿Cuál es el problema de tener canas?  Ninguno
Nadie lo va a juzgar por canoso , de verdad , hasta le diría que da aspecto de sabiduría, por lo tanto no hace falta que se pase Grecian 2000 color castaño , porque todos nos damos cuenta que se està tiñendo- ¿ Sabe por qué ? porque tiene los bigotes blancos Señor.


Dígale no a la milanesa
Pero qué es esa paparruchada de dejarse el pelo largo donde todavía le crece  y tirárselo con Gel para el otro lado??? ¿Usted piensa que los demás no notamos que tiene una pileta olímpica ahí ?
Señor , eso es un espanto,  porque aparte le queda duro y pegado a la pelada y lo peor es cuando se le empieza a levantar la tapa.


Dígale no a la cola de caballo
Porqué si le falta cabello y usted tiene la famosa cabeza de rodilla  los pelos que le quedan se los deja largos y se los ata con una colita de pelo??
No Señor, queda horrible , ridículo y desagradable.

Dígale si a raparse a 0

Señor, acéptelo : usted se quedó pelado y ya no hay más nada que hacer excepto un implante, (que por cada pelo que le ponen le cobran lo que sale un dpto en puerto madero)... si usted puede costearlo,  hágalo. No va a ser  igual que cuando era joven, porque le los pelos le quedan así como separados , pero bueno.

Ahora, si usted no tiene una fortuna , lo bueno sería que se rape a 0, si señor, rápese.
Acéptelo con dignidad llevando la frente (y qué frente!)  bien en alto , y haga brillar ese patio como homero cuando metió  la cabeza en la pulidora.

Crèame es mas digno pelarse que cualquiera de estos recursos ridículos, porque algo que puede pasar desapercibido se vuelve de- sa- gra - da -ble.

Piénselo y despues me cuenta.

2 comentarios:

  1. estimada juanita, no le propongo casamiento porque ya estoy casado. me encanta que reafirme mi teoría sobre la dignidad. cabría agregar:
    señor/señora: no se estire, las arrugas son las medallas que nos da la vida por expresarnos. son trofeos de risas y llantos, de amor y dolor.

    salú!
    y buena vida...
    f

    ResponderEliminar
  2. jajajaja
    tal cual , gente calva pero digna!

    ResponderEliminar