viernes, 1 de julio de 2011

digo...

Para ser dentista tenés que tener un alto grado de sadismo en tu ser
pero para ser proctólogo tenés que ser un cínico , enfermo hijo de puta.

11 comentarios:

  1. Si, hemos afirmado eso toda la vída. no se si la palabra es 'cínico', prefiero pensar en términos de pervertido.

    Con todo respeto.

    ResponderEliminar
  2. Pienso igual
    Lo mismo que para ser dermatologo

    ResponderEliminar
  3. JAJAJAJAJA al hablar de gustos siempre hay alguno que no se termina de entender

    ResponderEliminar
  4. Ahora que lo pienso, si.

    Pero debe haber algo más que los impulse a andar hurgando por ahí.

    ResponderEliminar
  5. si no? que horror. que te guste urgar entre la boca de la gente o el culo...

    aparte como que el culo ves culos femeninos y culos masculinos.. te la regalo tener que cenar con un proctologo.

    ResponderEliminar
  6. Que preferís ver una carie o un grano con pus de un extraño?

    ResponderEliminar
  7. ¿Usted sabe cuál es la única diferencia entre un proctólogo y un ginecólogo?



    El olor del dedo.


    Sí, finísimo, pero ameritaba.

    ResponderEliminar
  8. Estoy con el pensamiento del Mostro, aunque una vez he caido por error (me derivaron mal) a uno y no puedo entrar en detalles pero el tipo su hubiera sido otro no le importaba nada y seguia adelante, se diò cuenta que la derviaciòn venia mal.
    Creo que ciertas profesiones, andar escarbando la boca ajena, el traste y otras zonas, o mèdicos forenses, yo les tengo mucho respeto, pero me queda la gran duda, una delgada lìnea entre la pervensiòn y la vocaciòn.
    La verdad no lo sì bien...

    Un beso junita.

    ResponderEliminar
  9. http://www.youtube.com/watch?v=ewapBpVcRlA

    una linea muy delgada...

    ResponderEliminar
  10. Para mi el dentista es sadomasoquista...atender a un halitoso no esta bueno, o sera que lo atiende y se la devuleve usando el torno a mansalva?
    Marthita

    ResponderEliminar