jueves, 17 de enero de 2013

Galpón de moco

Éste era el sobrenombre con el que mi tía abuela Martha  bautizó a mi ex novio.
La cosa es que leí este post de Cerebrito , y me hizo querer escribir sobre el tema, porque realmente no comprendo porqué la sociedad devalúa al narigón , y el narigón se cree que es FEO, yo les cuento mi experiencia,  y les digo que además de ser sexys, los narigones cargan con este trauma siendo en su mayoría  simpáticos y remadores por naturaleza porque "piensan" que algo en su cara está mal:  nada más alejado muchachos.

Durante la preadolescencia me gustaron los rubios caradenena, si tenían el corte de pelo de Nick Carter mejor...pero  cuando cumplí trece y entré a la secundaria, algo en mi cambió , no solo que empecé a escuchar Nü Metal y a vestirme con pantalones MUY anchos, sino que mi gusto por los hombres también.
Los muchachitos con pelo espléndido y cara de Ken me parecían un bofe sin gracia, y los morochos se transformaron a mis ojos bellos y sexys.
Claro que mi cuerpo lleno de hormonas revolucionadas y tetitas  que no se animaban a push up no entendía que pasaba, hasta que tuve mi primer "pibe con el que transaba" que duró como nueve meses: Diego.

Ese fue el comienzo, el principio de mi obsesión por los Narigones. Con él aprendí a besar a este tipo de hombres, (que no es tarea fácil ), hay que ser muy consciente de los movimientos, inclinar la cabeza,pero sin llegar a la tortícolis, aprender los tiempos para saber cuando vas a cambiar de lado pero sin llegar a la incomodidad, es un entrenamiento y eso es fantástico, tiene un nosequé especial.Con un narigón no te podés dar un pico de frente, tenés que aprender a no chocarte, es toda una estrategia.

De más está decir que mis próximos muchachos fueron casi todos narigones, morochos y flaquiiiiiitoooos, por supuesto que yo no me daba cuenta de este patrón que repetía sin cesar hasta que me puse a salir con uno que tenía nariz perfecta y flotadores. Al principio pensé que era que no estaba acostumbrada a una panza, pero NO. Le faltaba algo, ese algo que le faltaba era eso que me hacía verlo a la cara y querermelo comer crudo, esos rasgos de varón , esa cosa que me llamaba la atención y mi inconsciente percibía como macho alfa: una protuberante nariz.

Con el tiempo también me fui haciendo consciente que no me gusta cualquier tipo de narigón , tienen que tener huesito salido, y cuando me percaté de esto llegué al meollo de la cuestión: huesitosalidocomomipapá.
El subconsciente es un hijo de puta, y por mas que los rubios no me gusten ( padre es blondo de ojos turquesas acá hay foto pero es del 70) ahí tenía que estar  EL PUTO EDIPO. Freud y la concha de tu hermana.

A lo que voy es, mi abuela siempre dijo que hay un roto para un descocido, y si los narigones se sienten descocidos y feos  ( cosa que no es verdad ) yo les quiero decir que siempre van a  tener una rota ( con un padre narigón o andasabér porqué) que se sientan atraídas por este tipo de cuestión y los elijan por esa particularidad, así que no decaiga muchachos.


Aguante el uncle benjen



15 comentarios:

  1. Jajajjaa a mi también me gustaban los rubiecitos sin sal cuando era chica, pero de repente descubrí que los morochos tienen algo mejor.
    No se que, mas masculinidad, mas algo. Casi siempre opté por el típico hombre de las cavernas. Siguiendo el dicho ese de que el hombre tiene que ser feo para ser masculino y atractivo, y bueno, es una fealdad rara, más bien es masculinidad en su máxima potencia.
    Con narigones maaaal no he tenido experiencias, pero mi marido tiene una naricita bastannnte prominente y a veces si nos damos un pico de frente chocamos un poco, u otras veces me quiere dar un besazo pero me mete la nariz en el ojo jaaaaaaaajajajajajajajjaa.
    Coincido en que el inconsciente es un puto retorcido
    Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vio ? es un camino de ida!
      saludos a usted y a cata.

      Eliminar
  2. yo sabia, somos mas masculinos. espero encontrar alguna rota por ahi jajaja. y si, aprendemos a remarla y a chapar mejor para quedar bien con las feminas. nunca cambies juanita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí! que no decaiga mijo!
      No jamás. jajaja

      Eliminar
  3. Y si, mi nariz es intrascendente, no viví ni voy a vivir esas cuestiones pero el cuerpo humano es tan variable que tengo para anotarme en otros complejos...

    Que ni pienso decir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja esta bien, no lo vamos a presionar pero...
      CUALES?

      Eliminar
  4. Ouch, soy rubio y con nariz chica, quedé fuera de concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se sabe hugo, capaz te podés partir el tabique ^^ ajjaja

      Eliminar
    2. No, mirá si quedo como Owen Wilson, no da.

      Eliminar
  5. Pero Owen Wilson tiene eso de llamativo, si Owen no tuviera la nariz así...nadie lo querría.
    A mí también me gustan un poco los narigones, pero tienen un plus que no sé qué es, que me hace quererlos. Mi viejo no es narigón, para mí Freud se equivoca (?).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TOTALMENTE DE ACUERDO ESPOSA

      JAJAJA , puede ser puede ser

      Eliminar
  6. Nada mas lindo que tener un fetiche por una particularidad física normalmente etiquetada como defecto. A mi me llaman especialmente las pibas bajitas (1,50-1,60) y a lo que normalmente le llaman el peso ideal yo le sumo 5 o 7 kilos. Con las narigonas no tengo experiencia pero encantado me anoto :)

    Un abrazo,
    El Pibe de Sistemas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pibe!
      talcual , diga que mido 1,67 pero el sobrepeso lo tengo eh

      Abrazos! gracias por pasar

      Eliminar